Con nostalgia recordamos a Andrés Escobar, el defensor central de la Selección Colombia en los mundiales de Italia 90 y EE.UU 1994, quien partió hace 25 años, tras un terrible homicidio.

Hoy, 2 de julio de 2019, luego de 25 años de su muerte, le rendimos un homenaje al caballero del fútbol. Ese defensor que jugaba con elegancia y clase, que era respetuoso dentro y fuera de la cancha y que se caracterizaba por su cultura, amabilidad y don de gente.

Deportivamente, brilló con Atlético Nacional, logró los títulos del Fútbol Profesional Colombiano de 1991 y 1994. Además, conquistó con el equipo verde de Antioquia la primera Copa Libertadores de América que obtuvo nuestro país en 1989, cuando derrotaron a Olimpia de Paraguay en el estadio El Campín de Bogotá. Asimismo, se coronó campeón de la Copa Interamericana de 1990, cuando derrotaron a Pumas UNAM de México.

Ya son 25 años desde su partida, y en Colombia y en el fútbol lo seguimos recordando con cariño, respeto y admiración. Fue un hombre que entregó su vida al fútbol siempre luchó por las camisetas que defendió y cuando vistió la camiseta de la Selección Colombia, la dejó en alto con su esfuerzo y sacrificio.

Hoy, desde la Federación Colombiana de Fútbol les enviamos un sentido saludo a sus familiares y amigos, recordando con gran aprecio y admiración a “el caballero del fútbol”.